Rango dinámico

No es otro blog más sobre fotografía

El enfoque en digital IV

Posted by caiser en octubre 4, 2007

Ir al artículo anterior: El enfoque en digital III


Ya sabemos porque necesitamos enfocar en digital, así que ahora necesitaremos saber como aplicar ese enfoque. Cualquier neófito, incluso muchos usuarios avanzados utilizan exclusivamente la máscara de enfoque, seguramente la herramienta de enfoque más utilizada. La máscara de enfoque se compone de tres controles deslizantes muy poco intuitivos, así pues comenzaremos explicando para que sirven esos controles para poder usar la mde correctamente y no lograr una degradación de la imagen, más adelante veremos como utilizar otras técnicas que nos resolverán ciertos problemas asociados a la máscara de enfoque. Pero antes de abordar la mde veremos ciertas consideraciones que tendremos que tener en cuenta antes de aplicarla

Consideraciones a tener en cuenta en el enfoque

A continuación se enumeran unas reglas a tener en cuenta a la hora de aplicar el enfoque, como toda regla que se precie tiene sus excepciones siempre se cumplirán, sin embargo, por regla general, serán los detalles que deberemos tener en cuenta a la hora de aplicar el enfoque

  • Todos los dispositivos de salida no son iguales. Los monitores y las impresoras utilizan distintas tecnologías, el hardware y el software que los controla también es distinto, incluso las gamas de color que manejan no son las mismas. Por ello un monitor no nos permite determinar con precisión como será la nitidez de una copia impresa. Se puede tener cierta idea, la experiencia en el uso de monitores puede hacer que mejoremos nuestra técnica para reconocer la nitidez final en papel. Pero, las impresiones de mayor calidad solo se pueden conseguir viéndolas impresas.
  • Para evaluar una imagen para saber su nitidez la única forma de hacerlo es con dos vistas en la pantalla: una visión al tamaño actual de la imagen (100%) y otra a la mitad (50%), aunque según fuentes también se considera buena una vista al 75%. En mi opinión no es posible dar unos datos concretos, depende de distintos factores como la tecnología del monitor (TFT o CRT) o la resolución de este, este segundo dato es más importante en el CRT ya que esta puede ser variada sin perder calidad, en el caso de un TFT y hablando de fotografía la única forma de usarlos es con la resolución nativa. Sin embargo, existe un problema con tamaños distintos al 50% y al 100%, para poder verlos el programa de edición debe realizar una interpolación y en esa interpolación se pueden producir problemas de pixelado.
    Con la vista a 100% vemos lo que ocurre en los pixeles exactamente, sin embargo no es buen indicativo de lo que ocurrirá al ser impresa. Para ello deberemos verla a una resolución menor. El 50% puede ser una buena vista para monitores TFT, nos permite ver una aproximación de lo que obtendremos en una copia impresa en impresoras de tinta. Para monitores CRT el método es distinto. Los monitores CRT no se ven tan definidos como los TFT, los pixeles son más difusos, así que en ocasiones la propia vista al 100% se podrá considerar como buena, si se usa una resolución menor de la que permite el monitor quizás se podría disminuir hasta el 75%, sin embargo hay que tener en cuenta que la interpolación puede falsear datos en esa disminución y hacerla inutilizable.
  • Como hemos visto ver la imagen al 50% nos puede dar una idea de lo que obtendremos en una impresora de tinta. Pero hay que tener en cuenta que la imagen que veremos en pantalla tendrá algo de sobreenfoque. Esto es así las copias en impresora saldrán con un enfoque menor que el que veremos en pantalla al 50%. Solamente la experiencia nos educará el ojo para obtener los resultados deseados.
  • En líneas generales el enfoque se debe realizar como último paso del retoque. Cualquier proceso realizado en una imagen tiende a degradar su nitidez, si el enfoque se realiza al comienzo este se degradará con ediciones consecutivas.
  • Los valores óptimos de enfoque varían dependiendo de la situación. Para determinar los valores óptimos deberemos tener en cuenta ciertos factores: el dispositivo de captura (cámara o escáner), el contenido de la imagen (detalles pequeños o más grandes), el dispositivo de salida (impresora u offset) y el tamaño de impresión.
    Lamentablemente no tenemos una forma de automatizar el proceso. Hay que analizar todos los elementos que intervienen y tomar las consideraciones oportunas en cada ocasión. Sobre todo, si queremos obtener los mejores resultados en cada ocasión. Si realmente te conformas con un enfoque moderado y no necesitas el mejor resultado en tus impresiones seguramente los únicos conocimientos necesarios serán los que vendrán a continuación sobre la mde o quizás los de algunos de los plugin que existen y que se comentarán más adelante.

Ir al artículo siguiente: El enfoque en digital V

3 comentarios to “El enfoque en digital IV”

  1. […] El enfoque en digital IV […]

  2. […] El enfoque en digital IV […]

  3. […] El enfoque en digital IV […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: