Rango dinámico

No es otro blog más sobre fotografía

Exponiendo para blanco y negro

Posted by caiser en octubre 31, 2007

Ir al artículo anterior: Introducción al blanco y negro  

Exposición

Antes de adentrarnos en lo que sería el proceso de retoque en el ordenador abordaremos el tema de cómo expondremos una foto en digital cuando ya sepamos que el destino final de la imagen va a ser convertirla a blanco y negro. Aunque ya adelantamos que no difiere mucho a como lo haríamos para imágenes en color.

El objetivo de una exposición correcta en la película de blanco y negro es capturar la mayor cantidad posible del rango dinámico disponible en la escena, con el máximo contraste que sea posible. Las mismas reglas se pueden aplicar a la toma digital, aunque expondremos de manera contraria a como se hacía en fotografía química.

La mayor diferencia entre la captura digital y la película de blanco y negro es el rango dinámico. Las películas de blanco y negro tienen una latitud tan grande que en la mayoría de ocasiones no es una exageración decir que no importa demasiado como expongas ya que conseguirás una fotografía usable. Aún es más, en blanco y negro existe una predisposición a tomar las fotografías sobreexpuestas, de hecho es habitual exponer la película un paso por debajo de su sensibilidad real – películas de ISO 400  a ISO 200, por ejemplo.

En digital deberemos tener mucho más cuidado con la exposición, sobre todo con altas sensibilidades en las que disminuye el rango dinámico disponible. Además deberemos poner un cuidado especial en no sobreexponer la imagen o perderemos las luces altas.

La tecnología de los sensores hace que las cámaras digitales tengan una respuesta similar a las diapositivas. Por ese motivo es más fácil quemar las luces altas. En una foto a color los quemados distraen menos debido a que el color añade otra dimensión a la fotografía. La fotografía en blanco y negro es dependiente de la tonalidad, así que las zonas quemadas pueden ser mucho más peliagudas. Incluso las zonas cercanas a las altas luces, a menudo son planas y faltas de detalles tonales y es algo que deberemos evitar.

Hay otra diferencia importante entre la fotografía en color y en blanco y negro, el grano o el ruido. El ruido en color suele resultar horrible, sin embargo en blanco y negro añade interés a la imagen, por eso en ocasiones es deseable añadir ruido en el producto final.

Disparar en raw

En los artículos sobre el formato raw vimos las ventajas de disparar en ese formato. En la fotografía en blanco y negro cobran una especial relevancia. En color debemos tener cuidado de no quemar las luces altas, en blanco y negro debemos poner mucho más cuidado en evitarlo. Como vimos en JPEG, las luces pueden resultar fácilmente quemadas y sin embargo con el formato raw podemos trabajar la foto de forma que esos quemados no se produzcan.

Disparando en JPEG, si queremos trabajar después la foto en blanco y negro, ante la duda deberemos subexponer la imagen para no quemar las luces. Al hacer esto estamos perdiendo parte del rango dinámico de la cámara. Es una razón más para utilizar el raw.

Además de lo expuesto al disparar en raw disponemos de otra ventaja, podemos revelar la imagen con distintas exposiciones, de esta forma lograremos obtener detalles tanto en las sombras como en las zonas cercanas al quemado. Como el blanco y negro se apoya en las tonalidades es una ayuda considerable.

El resto de ventajas del raw siguen siendo válidas para la fotografía en blanco y negro como por ejemplo el hecho de trabajar en 16 bits contra 8 bits. Con 8 bits es más fácil que aparezca la posterización.

Horquillado y HDR

Ya hemos visto que disparando en raw tenemos la posibilidad de revelar la imagen con distintas exposiciones para obtener detalles y texturas tanto en las sombras como en las luces. Y la fotografía en blanco y negro se beneficia muy especialmente de esos detalles. En la misma línea tenemos la posibilidad de utilizar un horquillado de exposiciones para luego unirlas en Photoshop. De esta forma aumentamos el rango dinámico de la escena y conseguimos mejores detalles en las zonas más críticas como las luces altas y las sombras profundas.

Ese mismo horquillado podemos utilizarlo para realizar una imagen HDR, además del aumento de rango dinámico de la escena obtendremos una mayor riqueza en los detalles debido al contraste local aplicado en el mapeado de tonos.

Ir al artículo siguiente: Consideraciones antes de convertir a blanco y negro

2 comentarios to “Exponiendo para blanco y negro”

  1. […] Exponiendo para blanco y negro […]

  2. […] Exponiendo para blanco y negro […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: