Rango dinámico

No es otro blog más sobre fotografía

Los métodos basados en la alteración de colores

Posted by caiser en noviembre 6, 2007

Ir al artículo anterior: Los métodos basados en el modo LAB 

Los métodos de conversión mediante modificación de colores son más flexibles que los basados en luminosidad. En estos últimos estamos limitados a la ejecución de una serie de pasos sin apenas variación. En los métodos de modificación de colores cambiamos los colores de la fotografía durante el método de conversión (aunque es algo que no vemos). Debido a esto podemos realizar cosas que nos resultan imposibles con los métodos basados en luminosidad.

Para empezar podemos simular los efectos producidos por los filtros de colores. En la fotografía argéntica los fotógrafos que disparaban en blanco y negro utilizaban filtros de color para modificar la luminosidad de los colores. El ejemplo típico suele ser el filtro rojo oscuro que servía para modificar el cielo haciendo que saliese más oscuro, casi negro. 

Con estos métodos también podemos imitar la respuesta que tenían las distintas películas. No todas ofrecían el mismo blanco y negro ya que tenían distinta respuesta en función de los colores. Mediante el mezclador de canales podemos imitar esta respuesta al color de cada película.

Las fotografías en las que mejor funcionan estos métodos son aquellas que tienen una luminosidad relativa uniforme pero grandes diferencias de color. Si disponemos de dos colores distintos podemos modificarlos para que tengan un resultado totalmente diferente. Si tomamos como ejemplo la gráfica de colores que hemos estado usando: Hemos tenido casos en los que había colores que tomaban tonos de gris muy similares, por ejemplo el verde y el cian. Con los métodos que veremos a continuación podemos hacer que lo que antes era gris ahora se convierta en un tono cercano al negro o uno cercano al blanco y además hacerlo en cada color por separado. Podríamos oscurecer el verde y aclarar el cian o viceversa y eso con cada color en particular.

Estos métodos se basan en las diferencias de color, por lo tanto será inútil utilizarlos en fotografías que tengan poco color o colores muy uniformes. Repetir además que estos métodos no son mejores que los anteriores. Todos los métodos son mejores o peores en función de las imágenes. No tiene sentido como he visto en algunas web puntuar los métodos en función del resultado obtenido con una determinada fotografía. Realmente, es una puntuación que solo sirve para esa fotografía y que en otras puede dar un resultado totalmente distinto.

Método del mezclador de canales

Quizás sea el método más popular para la conversion a blanco y negro. Lo que hace este método es convertir los canales RGB a escala de grises. Lo mejor es utilizar la gráfica de colores para ver como actúa. Puedes bajarla y experimentar en Photoshop con ella el método así irás viendo como se modifican los colores. Antes de poder experimentar con ella debes convertirla a RGB, es un GIF y está en modo indexado.

  1. Con la gráfica abierta crea una capa de mezclador de canales. Puedes hacerlo seleccionando Capa-Nueva capa de ajuste-Mezclador de canales.
  2. Pon los siguientes valores Rojo:100%, Verde:0% y Azul:0%
  3. Selecciona la opción de monocromo.

Obtenemos lo siguiente:

Figura 9

Vemos que el rectángulo rojo se ha vuelto blanco y los otros dos colores primarios, azul y verde, son negros. Hemos puesto el valor de rojo al 100%, es decir le decimos al programa que queremos que el rojo tenga el máximo valor, por lo tanto le da un tono de gris de 255, es decir, blanco. En los otros dos canales ocurre lo contrario. Le decimos al programa que ponga un valor del 0% que equivale a un tono cero de gris, osea negro.

En los complementarios ocurre exactamente al revés. Ya hemos visto como se comportan los colores complementarios con respecto a los primarios, ocurre lo lógico, obtenemos el valor contrario. Si nos fijamos en sus valores todavía lo vemos más claro. El cian, por ejemplo, tiene los valores RGB: 0, 255, 255. Es decir no tiene nada de rojo, como en este caso es el rojo el único que tiene un porcentaje que aporte algo de luminosidad, el cian al no tener nada de rojo no puede adquirir ninguna tonalidad, se queda en cero.

Como es lógico si realizamos lo mismo con los otros colores obtendremos los mismos resultados. Si ponemos el verde al 100% y los otros dos al 0%. Conseguiremos un verde blanco, los otros primarios negros y los complementarios al revés que el color que complementan. Como puede verse en la figura 10. Y exactamente igual con el azul.

Figura 10

Ahora que comenzamos a comprender como va a actuar el mezclador de canales. Veamos donde reside su verdadera fuerza. La figura 11 la obtenemos poniendo un 50% de rojo un 50% de verde y un 0% de azul. Conseguimos tonos medios en los colores rojo y verde ya que le hemos dicho precisamente eso que queremos tonos medios en esos colores (50%) y consecuentesecuentemente ocurre lo mismo en los complementarios. El azul queda negro porque le hemos asignado el 0%.

Figura 11

Podemos observar que al modificar los canales afectamos a los colores que tienen información de ese canal. Así pues, si movemos el azul los colores afectados son el azul, el cian y el magenta, ya que son los tres que tienen algo de azul. Pero nos podemos encontrar con una situación en la que queramos convertir el cian en tonos oscuros y el magenta en claros (usaremos negro y blanco para simplificar), pero además queremos modificar el azul. El cian está compuesto de verde y azul y el magenta de rojo y azul. Si queremos poner el cian a negro lo más obvio es poner tanto el verde como el azul a cero, pero en este caso no podremos modificar el azul ya que esto afectará también al cian y dejará de ser negro. Otra forma de hacerlo es poniendo el verde a -100% esto hace que el cian sea negro y seguirá siendo negro siempre y cuando el azul no suba del 100%. Ahora podemos modificar el canal azul y el cian seguirá siendo negro.

Para el caso del magenta podrás suponer que la solución es subir el rojo hasta el 100%, podremos ajustar el azul mientras mantenemos blanco el magenta.

Los valores de cada canal pueden variar entre el -200% y el 200%. Ahora que empezamos a saber como funciona el mezclador de canales con los colores primarios y complementarios podemos empezar a saber como debemos modificar las imágenes para conseguir el blanco y negro que queremos. Por ejemplo, para obtener un cielo oscuro (que en su mayoría se compone de azul y cian) deberemos subir el canal rojo y bajar el azul.

Un detalle que deberemos tener en cuenta es que la suma de los tres valores deberemos mantenerla lo más próxima al 100%. Si la suma es distinta del 100% estaremos variando el brillo de la imagen. Si por alguna razón tenemos que poner los deslizadores en unas posiciones que no suman 100% lo podemos solucionar con la opción constante. Si nuestros deslizadores suman 120, podemos poner -20 en la constante para mantener el nivel de brillo de la imagen.

Figura 12

 Existen dos formas de aplicar el método, la estandar y otra separando los canales de color en capas, pero esto será tratado en el siguiente capítulo.

Ir al artículo siguiente: Método del mezclador de canales

Posted in Blanco y negro | 12 Comments »

Los métodos basados en el modo LAB

Posted by caiser en noviembre 5, 2007

Ir al artículo anterior: Un par de métodos más basados en la luminosidad

Los distintos canales de color (rojo, verde y azul) tienen una información en escala de grises. Esta no suele ser muy interesante la mayoría de las veces. Sin embargo si convertimos la imagen a modo LAB tenemos un canal, el de luminosidad que suele tener un blanco y negro muy interesante. Este canal por si solo muchas veces nos da un buen blanco y negro. Para aplicarlo realizaremos lo siguiente:

  1. Convertimos la imagen a Color LAB en Imagen/Modo/Color LAB
  2. En la paleta canales elegimos el canal Luminosidad
  3. Convertimos a Escala de Grises. Imagen-Modo-Escala de grises. Si nos pregunta si eliminamos los otros canales le respondemos que sí.
  4. Por último volvemos a convertir la imagen a RGB.

Existe una variante, consiste en copiar al portapapeles el canal luminosidad, volver al modo RGB y copiar el canal luminosidad en cada uno de los canales de color, el rojo, el verde y el azul. Da imágenes ligeramente más oscuras, pero las diferencias obtenidas son muy pequeñas. No suele merecer la pena realizarlo por que supone más pasos y no se logra una mejoría real.

Veamos lo que obtenemos en la gráfica de colores:

Figura 7

Podemos ver una cosa, hemos obtenido menos contraste que en los otros métodos, sin embargo obtenemos tonos más agradables a la vista. En general las imágenes tratadas con este método adquieren más luminosidad. Es muy evidente si nos fijamos en el degradado de grises. La zona luminosa se ha desplazado ligeramente hacia la zona oscura. Puedes verlo en la figura 8.

Figura 8

El método Gorman-Holbert

Partiendo del método anterior como base Greg Gorman y Marc Holbert desarrollarón otro método algo más elaborado. Pues encontrar el original en pdf (en inglés) en esta página. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Cambiamos modo de trabajo a Color Lab mediante el menú Imagen-Modo-Color LAB.
  2. Vamos a la paleta canales y seleccionamos el canal “Luminosidad”.
  3. Cambiamos a escala de grises mediante el menú Imagen-Modo-Escala de grises.
  4. Se selecciona el canal creado, para ello pinchamos sobre el con la tecla control pulsada. Se creará una selección.
  5. Invertimos la selección Seleción-Invertir (Mayús+Ctrl+I)
  6. Con la selección seleccionada vamos a Imagen-Modo-Color RGB para volver a ese modo
  7. Creamos una capa de relleno de color uniforme
  8. Si queremos blanco y negro la ponemos en negro. Si queremos añadirle algún tono elegimos un color.
  9. Ponemos el modo de fusión a multiplicar
  10. Pulsamos CTRL-Alt-Mayu-E para crear una capa nueva con todas las capas acopladas
  11. Cambiamos el modo de fusión de esta nueva capa a Superponer y la opacidad a un 20%
  12. Seleccionamos Filtro-Otros-Paso alto
  13. Ponemos el radio a 50 pixeles.
  14. Ahora vamos a las opciones de esta última capa haciendo doble click sobre ella
  15. En esta tenemos en la pate de abajo dos degradados, el de arriba es el que nos interesa, el que pone esta capa
  16. Dividimos las flechas en dos pulsando sobre ellas con la tecla alt pulsada
  17. Las dos negras las ponemos en 50 y 70
  18. Las dos partes de la flecha blanca las ponemos en 185 y 205

Con este método logramos aumentar el contraste que habíamos obtenido con el método LAB simplemente. Tiene además otra característica, tenemos una capa, la del relleno de color, que nos servirá para aplicar virados modificando el color negro que habíamos puesto en el paso 8.

Este método tiene una variante, se conoce como método Rob Carr. En el método Gorman-Holbert los últimos pasos echan mano del filtro paso alto para añadir algo de contraste en los tonos medios. Esto lo hace poniendo un radio muy alto, de 50 pixeles, y protegiendo las luces y las sombras con los deslizadores. En el método Rob Carr se disminuye el radio a 10 pixeles, con lo que en vez de aplicar contraste aplicamos enfoque,además de una forma mecánica y ya hemos visto en la serie sobre enfoque que hacerlo siempre de manera mécanica no es garantía de éxito. Sin embargo si que hay otra variante interesante: La capa de relleno de color no la deja con la opacidad del 100%, sino que la baja al 50%, obtiene tonos algo más luminosos y con un contraste meor, aunque manteniendo un buen contraste.

En general este grupo de métodos son muy apropiados para retratos, por supuesto para imágenes que parten con un buen contraste e imágenes con curvas o texturas. El método Gorman-Holbert puede resultar demasiado contrastado para los retratos, sin embargo con la modificación de Rob Carr que varía la opacidad de capa del relleno de color se soluciona muy bien, dando tonos más agradables para ese tipo de fotografía.

Ir al artículo siguiente: Los métodos basados en la alteración de colores

Posted in Blanco y negro | 11 Comments »

Un par de métodos más basados en la luminosidad

Posted by caiser en noviembre 4, 2007

Ir al artículo anterior: Convirtiendo a blanco y negro – Escala de grises  

Conversión mediante mapa de degradado

Es otro método simple de conversión, pero en este caso conseguimos mejores resultados que en la conversión a escala de grises. A pesar de su simpleza es un método a tener en cuenta. La forma de realizarlo en Photoshop es:

  1. Ponemos el color frontal a negro y el del fondo a blanco. Se puede hacer pulsando el icono que hay para ello en la barra de herramientas.
  2. Seleccionamos Imagen/Ajustes/Mapa de degradado… y en la nueva pantalla pulsamos OK.

o podemos realizarlo con capas:

  1. Al igual que el anterior ponemos el color frontal en negro y el fondo blanco 
  2. Vamos al menú capa/Nueva capa de ajuste/Mapa de degradado…

En la Figura 5 podemos ver como afecta a nuestra gáfica de colores:

 

Figura 5

Podemos comprobar que ahora tenemos un contraste mayor. El azul es más oscuro, el amarillo se ha oscurecido un poco, aún así sigue siendo claro y los colores rojo, verde, cian y magenta tienen los tonos más diferenciados. Es algo que también suele ocurrir en casos de fotografías reales, no resultan tan planas como la utilización del método anterior.

Conversión quitando saturación

Otro método simple.  Hay dos formas de llevarlo a cabo:

  1. Selecciona Imagen/Ajustes/Desaturar 

o

  1. Crea una capa de Tono/Saturación seleccionando Capas/ Nueva capa de ajuste/ Tono/Saturación
  2. Ponemos la saturación a -100

Aquí vemos como actúa en la gráfica de colores:

Figura 6

En imágenes reales da unas tonalidades similares a las conseguidas al convertir a escala de grises. En nuestra gráfica conseguimos un resultado todavía más plano. Todos los colores han acabado con un tono de gris totalmente igual, un gris medio. Este resultado debería servir para descartar totalmente este método. En imágenes de alto contraste puede dar resultados aceptables, pero en las de bajo contraste todo acaba de un gris uniforme. Aún así veremos más adelante que es un método que nos puede servir como base de otro basado en la modificación de colores y precisamente donde mejor funcionará es en las imágenes de bajo contraste.

Ir al artículo siguiente: Los métodos basados en el modo LAB

Posted in Blanco y negro | 2 Comments »

¿Tiene el JPEG sus días contados?

Posted by caiser en noviembre 4, 2007

 

Hace tiempo ya apareció la noticia de que Microsoft estaba desarrollando un nuevo formato de compresión, llamado JPEG XR. Formato que ya está implementado en Windows Vista como Microsoft’s HD Photo o Windows Media Photo (extensión wmp) . Siempre se dijo que comprimía más que el JPEG y además con mejores resultados, evitaba los artefactos JPEG y mejoraba las gradaciones.

Se decía que sería el formato del futuro. Ahora el Joint Photographic Experts Group parece ser que lo ha confirmado. Dicho grupo son los creadores del JPEG y quienes definen el estandar. Desde luego es un buen empujón para que ello ocurra. Sin embargo, ya existen formatos mejores que el JPEG, el JPEG 2000 y el PNG y nunca han logrado desbancara a este.

El PNG además de comprimir algo mejor permite trabajar a 16 bits y con transparencias entre otras ventajas. El problema para que no triunfase ha sido que los navegadores no han implementado bien la compatibilidad, Internet Explorer ni siquiera le da soporte. Todo un handicap para que el formato se extendiese.

Una cosa que podría hacer no triunfar al formato es que este fuese propietario, es decir que para poder usarlo por lo programas hubiese que pagar licencias por parte de las compañías que los desarrollan. Sin embargo Microsoft ha dicho que el formato será tan neutral como lo es ahora el JPEG. Si es así y con la ayuda que tiene de sus creadores es posible que termine siendo el formato del futuro.

 Vía | Gizmodo

Posted in General | Leave a Comment »

Contador de disparos para la serie 1D

Posted by caiser en noviembre 4, 2007

Hasta ahora los usuarios de Canon estaban un poco discriminados. No tenían forma de saber la cantidad de disparos realizados con sus cámaras salvo que los contasen. Se suponía que el servicio técnico si que podía saber ese dato al igual que ocurre con los que poseemos Nikon. En estas últimas los datos están incrustados en los datos exif y con utilidades como Opanda Iexif es posible saberlo. Hoy descubro que ha aparecido un programa que permite leer ese mismo datos en la serie 1D de Canon (excepto la Canon 1D mark III). Supongo que si ya se ha descubierto como hacerlo en algunas cámaras será cuestión de tiempo que se pueda hacer en todas.

Puedes descargar el programa de foxbat photography.

Vía | adidap

Posted in General | Leave a Comment »

Convirtiendo a blanco y negro – Escala de grises

Posted by caiser en noviembre 3, 2007

Ir al artículo anterior: Blanco y negro. Un inciso sobre el RGB 

Pasar a escala de grises

Es el método más simple que existe para convertir una imagen en color a blanco y negro. En este método le permitimos al software que decida como mapear los colores a escala de grises. El paso a seguir en Photoshop es muy simple

  1. Elegimos Imagen/Modo/Escala de grises
  2. Si te pregunta ¿Eliminar la información de colores?, contestamos que sí.

Es el método muy similar o igual al que usan las cámaras digitales para tomar fotografías en blanco y negro. Los resultados suelen ser muy planos y uniformes y en la mayoría de los casos mediocres.
 

Figura 4

 

En la figura 4 podemos ver lo que ocurre en nuestra gráfica RGB al aplicar el comando escala de grises. Además puedes ver unos números. Con estos números indicamos el valor de luminosidad del tono gris que hemos conseguido al aplicar el comando. Vemos que esos valores se han distribuido entre 73 y 248. No existe demasiada diferencia entre los seís colores, especialmente entre el verde y el cian y el magenta y el rojo. Usando este método solemos conseguir tonalidades que la mayoría de las veces se encuentran en los medios tonos y como ya sabemos un buen blanco y negro se caracteriza por poseer una gran variedad de tonos.

 

Ir al artículo siguiente: Un par de métodos más basados en la luminosidad

Posted in Blanco y negro | 2 Comments »

Blanco y negro. Un inciso sobre el RGB

Posted by caiser en noviembre 2, 2007

Ir al artículo anterior: Los métodos basados en luminosidad 

Antes de adentrarnos en los métodos disponibles para convertir imágenes a blanco y negro veamos como trata el ordenador las imágenes. La forma habitual de trabajar las imágenes es el modo RGB. En este modo los colores se definen mediante el brillo de los tres colores primarios Rojo (Red), Verde (Green) y Azul (Blue). Cada color puede tomar un valor que va desde el 0 hasta el 255. 0 sería la ausencia de brillo y 255 el máximo brillo disponible de ese color. O dicho de otra forma 0 sería la ausencia de ese color y 255 ese color puro. La mezcla de todos ellos nos daría el resto de colores disponibles.

Esta pequeña explicación nos sirve para entender mejor la figura 3. Esta nos servirá para ver como se comportan los colores en los distintos métodos que veremos a continuación. En ese gráfico podemos ver los tres colores primarios: Rojo, verde y azul y sus tres complementarios: Cian, magenta y amarillo. Además de un degradado desde el negro al blanco. 

Figura 3

En la gráfica podemos ver que cada rectángulo tiene sus valores RGB. Por ejemmplo, el rectángulo rojo tiene los valores 255, 0, 0. Debajo de los colores primarios podemos ver lo que se puede llamar sus contrarios, su nombre es complementarios. Si nos fijamos, los valores RGB  de los complementarios se definen justo al revés que los primarios, así pues el complementario del rojo, el cian, tiene los valores 0, 255, 255.

Aunque pueda parecer que esto no tiene importancia en blanco y negro, no es del todo cierto. Saberlo nos ayudará a trabajar mejor cuando utilicemos métodos básados en modificación de colores. Al ser complementarios tienen la propiedad de que añadir uno de ellos equivale a restar el contrario. Así pues, si queremos darle más importancia al cian lo podemos hacer disminuyendo el rojo y ocurre igual con el resto de colores.

Nos sirve también, por ejemplo, a la hora de crear virados con curvas. El tono sepia se consigue añadiendo tonos rojos y amarillentos. Si lo hacemos con curvas deberíamos añadir rojo y amarillo, con el rojo lo tenemos fácil, subimos un poco la curva roja, pero para el amarillo no tenemos curva, la solución es bajar un poco la curva azul. Pero esto se tratará más en profundidad cuando hablemos de virados.

Ir al artículo siguiente: Convirtiendo a blanco y negro – Escala de grises

Posted in Blanco y negro | 5 Comments »

Los métodos basados en luminosidad

Posted by caiser en noviembre 1, 2007

Ir al artículo anterior: Consideraciones antes de convertir a blanco y negro  

Teoría sobre los métodos de luminosidad

Ya hemos dicho que estos modos actúan mejor sobre imágenes con alto contraste, pero veamos porque ocurre así y porque la información de color es poco relevante. En la figura 1 podemos ver un gráfico con cuatro colores.

Figura 1

Esos cuatro colores los vemos muy diferentes. Sin saber nada sobre como se realizan las conversiones esperaríamos que al pasarlo a blanco y negro obtendríamos unos rectángulos con diferentes valores tonales, es decir, con distintos grises, sin embargo, si aplicamos el comando desaturar de Photoshop veamos que esto no ocurre. En la figura 2 vemos que tres de los colores han tomado el mismo tono de gris.

Figura 2

Para saber que ha ocurrido necesitamos saber como trata el ordenador a esos colores y que diferencia tiene el cuarto color con los otros tres. En primer lugar veamos los valores RGB de cada uno de los colores.

Color

Valores RGB

Arriba izquierda 146, 0, 0
Arriba derecha 0, 90, 215
Abajo izquierda 21, 76, 0
Abajo derecha 79, 222, 0

No hay nada que nos sugiera  las razones por las que Photoshop ha convertido los valores de esa manera. Sin embargo sabemos algo: Hemos utilizado un método que se basa en la luminosidad para obtener los valores de gris, así pues vemos que valores tendríamos si la imagen estuviese en modo LAB.

Color

Valores LAB

Arriba izquierda 25, 100, 100
Arriba derecha 25, -100, -100
Abajo izquierda 25, -50, 50
Abajo derecha 75, -100, 100

Aquí ya tenemos un patrón que encaja con lo que hemos visto. Los valores de luminosidad de los tres primeros cuadrados son iguales: 25. Sin embargo el valor del cuarto color es superior: 75, es decir, más claro que los anteriores. Podemos determinar que es el canal Luminosidad el que nos dará la escala de grises a partir de la información de color. Debido a ello las fotografías que poseen una gama amplia de luminosidades son las que mejor “funcionan” a la hora de ser convertidas a blanco y negro ya que nos ofrecerán una mayor gradación en los tonos disponibles que es una de las situaciones que perseguiremos en la fotografía en blanco y negro.

¿Significa eso que solo las imágenes con un gran contraste pueden ser convertidas a blanco y negro? Realmente no. En fotografías con contrastes bajos lo que debemos hacer es alterar los colores y utilizar métodos que modifican la información de color para lograr distintas luminosidades, ya que es esta la que en última instancia nos permitirá crear el contraste en la foto final. Es lo mismo que se realizaba en la fotografía química al utilizar filtros de color.

Ir al artículo siguiente: Blanco y negro. Un inciso sobre el RGB

Posted in Blanco y negro | 2 Comments »

Consideraciones antes de convertir a blanco y negro

Posted by caiser en noviembre 1, 2007

Ir al artículo anterior: Exponiendo para blanco y negro  

Abordando el blanco y negro

Una imagen a color tiene más de 16 millones de colores diferentes. Una imagen en escala de grises dispone solo de 256 tonos de gris. Nuestra misión consistirá en convertir todos esos colores a un escala de grises de forma que obtengamos resultados lo más estéticos posibles. No hay una sola forma para hacerlo, afortunadamente disponemos de muchos caminos, si uno de ellos no nos conduce a resultados que nos gusten podemos tomar otros.

No hay métodos mejores o peores. Dependerá de la imagen que vayamos a tratar nos irá mejor el uso de un método u otro. La elección del método afectará de manera significativa a la apariencia final de la imagen  y la forma de elegir uno u otro nos vendrá dada por la experiencia.

Todos los métodos disponibles pueden ser agrupados en dos grupos: los que realizan la conversión basándose en la luminosidad o aquellos que modifican los colores de la imagen para lograr buenos resultados:

  • Basados en luminosidad: Este tipo de métodos nos transforman la imagen a blanco y negro en función del brillo o la luminosidad de cada uno de los pixeles. Es parecido a la forma en la que se logran resultados en la fotografía química. Las películas tenían una respuesta a la cantidad de brillo recibido por los haluros de plata. Cada marca de película podía tener distinta respuesta en función de los colores presentes en la escena pero este punto no era demasiado significativo, lo realmente importante era la cantidad de luz recibida. Estos métodos donde mejor funcionan es en fotografías de alto contraste.
  • Alteración de colores: Si nos encontramos con la situación contraria, es decir, fotografías de bajo contraste o situaciones en las que nos encontramos con grandes contrastes de color, es mejor la utilización de este otro grupo de métodos. Estos métodos son un pequeño avance sobre la fotografía química ya que nos ofrecen algo más de versatilidad. Este método existía en la fotografía argéntica, pero era utilizado a priori. En primer lugar, la elección de la película nos permitía obtener distintas respuestas en función de los colores presentes en la escena, es algo que podremos imitar con dichos métodos. Además de esto, también era habitual el uso de filtros de colores para modificar la respuesta de la película a los colores: variando la luminosidad de estos. Por ejemplo, el uso de filtros rojos o naranjas, hacía que los tonos azules adquiriesen una tonalidad más oscura, dándonos en los cielos colores más oscuros, incluso casi negros.

La ventaja en digital es que no tenemos que tomar decisiones sin saber que ocurrirá exactamente, lo podemos hacer tranquilamente sentados delante del ordenador, además podemos incluso realizar variaciones en todos los colores y no en uno solo como nos ocurriría con un solo filtro.

El mejor método

Ya hemos dicho que no existen mejores o peores métodos. Tampoco existen métodos malos o buenos. Si que hay métodos simples y otros más complejos. Hay imágenes que funcionarán mejor con los métodos simples y las hay que lo harán mejor con los complejos. Lo mejor es conocerlos todos y experimentar con ellos. Las únicas pistas que tendrás en principio son el contraste o el color de la imagen para aplicar un método u otro y la experiencia adquirida.

Así pues el mejor consejo es que experimentes con todo lo que veremos en artículos posteriores y que no te limites a utilizar continuamente el mismo método que te funcionó la primera vez. Hay que tener en cuenta que la conversión a blanco y negro es más bien algo artístico más que un proceso meramente mecánico.

Ir al artículo siguiente: Los métodos basados en luminosidad

Posted in Blanco y negro | 2 Comments »

Exponiendo para blanco y negro

Posted by caiser en octubre 31, 2007

Ir al artículo anterior: Introducción al blanco y negro  

Exposición

Antes de adentrarnos en lo que sería el proceso de retoque en el ordenador abordaremos el tema de cómo expondremos una foto en digital cuando ya sepamos que el destino final de la imagen va a ser convertirla a blanco y negro. Aunque ya adelantamos que no difiere mucho a como lo haríamos para imágenes en color.

El objetivo de una exposición correcta en la película de blanco y negro es capturar la mayor cantidad posible del rango dinámico disponible en la escena, con el máximo contraste que sea posible. Las mismas reglas se pueden aplicar a la toma digital, aunque expondremos de manera contraria a como se hacía en fotografía química.

La mayor diferencia entre la captura digital y la película de blanco y negro es el rango dinámico. Las películas de blanco y negro tienen una latitud tan grande que en la mayoría de ocasiones no es una exageración decir que no importa demasiado como expongas ya que conseguirás una fotografía usable. Aún es más, en blanco y negro existe una predisposición a tomar las fotografías sobreexpuestas, de hecho es habitual exponer la película un paso por debajo de su sensibilidad real – películas de ISO 400  a ISO 200, por ejemplo.

En digital deberemos tener mucho más cuidado con la exposición, sobre todo con altas sensibilidades en las que disminuye el rango dinámico disponible. Además deberemos poner un cuidado especial en no sobreexponer la imagen o perderemos las luces altas.

La tecnología de los sensores hace que las cámaras digitales tengan una respuesta similar a las diapositivas. Por ese motivo es más fácil quemar las luces altas. En una foto a color los quemados distraen menos debido a que el color añade otra dimensión a la fotografía. La fotografía en blanco y negro es dependiente de la tonalidad, así que las zonas quemadas pueden ser mucho más peliagudas. Incluso las zonas cercanas a las altas luces, a menudo son planas y faltas de detalles tonales y es algo que deberemos evitar.

Hay otra diferencia importante entre la fotografía en color y en blanco y negro, el grano o el ruido. El ruido en color suele resultar horrible, sin embargo en blanco y negro añade interés a la imagen, por eso en ocasiones es deseable añadir ruido en el producto final.

Disparar en raw

En los artículos sobre el formato raw vimos las ventajas de disparar en ese formato. En la fotografía en blanco y negro cobran una especial relevancia. En color debemos tener cuidado de no quemar las luces altas, en blanco y negro debemos poner mucho más cuidado en evitarlo. Como vimos en JPEG, las luces pueden resultar fácilmente quemadas y sin embargo con el formato raw podemos trabajar la foto de forma que esos quemados no se produzcan.

Disparando en JPEG, si queremos trabajar después la foto en blanco y negro, ante la duda deberemos subexponer la imagen para no quemar las luces. Al hacer esto estamos perdiendo parte del rango dinámico de la cámara. Es una razón más para utilizar el raw.

Además de lo expuesto al disparar en raw disponemos de otra ventaja, podemos revelar la imagen con distintas exposiciones, de esta forma lograremos obtener detalles tanto en las sombras como en las zonas cercanas al quemado. Como el blanco y negro se apoya en las tonalidades es una ayuda considerable.

El resto de ventajas del raw siguen siendo válidas para la fotografía en blanco y negro como por ejemplo el hecho de trabajar en 16 bits contra 8 bits. Con 8 bits es más fácil que aparezca la posterización.

Horquillado y HDR

Ya hemos visto que disparando en raw tenemos la posibilidad de revelar la imagen con distintas exposiciones para obtener detalles y texturas tanto en las sombras como en las luces. Y la fotografía en blanco y negro se beneficia muy especialmente de esos detalles. En la misma línea tenemos la posibilidad de utilizar un horquillado de exposiciones para luego unirlas en Photoshop. De esta forma aumentamos el rango dinámico de la escena y conseguimos mejores detalles en las zonas más críticas como las luces altas y las sombras profundas.

Ese mismo horquillado podemos utilizarlo para realizar una imagen HDR, además del aumento de rango dinámico de la escena obtendremos una mayor riqueza en los detalles debido al contraste local aplicado en el mapeado de tonos.

Ir al artículo siguiente: Consideraciones antes de convertir a blanco y negro

Posted in Blanco y negro | 2 Comments »